martes, 8 de junio de 2010

Niuyorksiti

     Aquí estoy, en un Starbucks de la 5ª Avenida en Nueva York. A un ratito de conectarme con mi madre por Skype. Lo que da de sí el Siglo XXI, madre mía!
Nueva York con calorcito se hace querer mucho más que en plena nevada en Enero, cuando vine por última vez.
Es bonito volver cuando ya has estado unas cuantas veces, cuando ya no necesitas mapa ni necesitas ir a ver el Empire State o la Estatua de la Libertad.
Ayer estuve dando un paseo por el Soho y me encontré con Matt Dillon. Traje negro y camisa blanca. Guapo, guapo, guapo. Y terminando de comer un perrito caliente delante de mis narices. Ay!
Hoy tengo examen de inglés y después iré a ver el partido de la NBA.
Estoy de un gringo! jajaja.
Poco que contar. Pienso mucho en que llego a España en escasos 13 días y mi ahijado Yago está a punto de nacer. No puedo parar de pensar en que no queda nada para conocer al pequeñín y ver a Paloma y Michel convertirse en papás. Me emociono sólo de pensarlo. Cuánto amor!!!!
Estos días están siendo productivos en cuanto al libro.
No tengo más que hacer que pasear y escribir. Salvo los dos días que tengo examen, claro. Pero con tranquilidad. No es algo que me quite el sueño. Estudiados están, así que ya está.
Tengo ganas de disfrutar la próxima semana de California. El último mes y pico ha sido una locura. Clase, estudio y coche. Coche que sigue pendiente. No voy a entrar en el tema, porque estoy en estado Zen y no me apetece salir de ahí, ahora mismo.
Lo dicho, ha sido una locura y se me está quitando el poco moreno que tenía... Jajajaja. ¡Tendré que ponerme con un intensivo de piscina y playa la próxima semana!

Me gusta dejar las cosas en...

No hay comentarios:

Publicar un comentario