martes, 22 de abril de 2014

23 de Abril



23 de Abril, Día del Libro. Para mí siempre ha sido más el Día del Padre. Ésta cabecita mía poco recuerdos tiene de su infancia, pero sí recuerda el Día del Libro. Ese día en el que papuchón nos llevaba de librería en librería y la tarde acababa con una bolsa de nuevos tesoros por descubrir. 
La verdad es, que no sé muy bien si este recuerdo que tengo es sólo de un año, quizá de dos... pero en mi cabeza está instalado como un evento anual importante. El Día del Padre, el Día del Libro

Mi relación con los libros siempre ha estado relacionada con mi padre. El primer libro que recuerdo que me diera para leer, porque esto ha sido siempre y sigue siendo así, "Laura hay que leer esto". Y entonces yo, leo. Pues ese primer libro fue Edipo Rey, de Sófocles. De verdad, que en mi cabeza está etiquetado como primer libro. El segundo Macbeth, de William Shakespeare. Después vino La Regenta de Clarín, y El Quijote, de Cervantes, y claro, todo Federico García Lorca... 
Libros que han llegado desde él, desde mi padre.  Han sido El Loco, de Khalil Gibran, Así habló Zaratustra, de Nietzsche  o El dardo en la palabra, de Fernando Lázaro Carreter. Ahora las recomendaciones llegan por Whatsapp, la última;  La comedia cinematográfica Española, de Álvaro del Amo (aún no lo he comprado). La anterior, Las desterradas hijas de Eva, de Consuelo García del Cid Guerra ( ese sí, terminándolo.... sobrecogedor). 
Hace un tiempo llegó un whatsapp, un whatsapp que parecía no tener fin, un listado de más de 65 libros imprescindibles que debía tener... Jajajaja. Tengo el listado. Poco a poco.

A veces no espero recomendación, me gusta pasear por las librerías y descubrir nuevas historias.
La palabra, tan importante. Suelo leer varios libros a la vez (defecto de fábrica) a veces cuatro, a veces seis... ahora mismo unos 10 (¡mi madre!)... me gusta. Mi lectura está íntimamente relacionada con mi estado de ánimo. Me siento así, leo esto...
No me gusta la novela. Pocas veces leo novela. Aunque por supuesto han caído muchas, pero no es mi primera elección. Me gusta la historia, la filosofía, el teatro, la poesía, los libros de auto-ayuda (Sí, soy así) y aquellos escritos por gente que admiro. 

Hay libros que te quedan grabados en el alma.Que te dejan el corazón del revés. Libros como Rayuela, de Julio Cortázar. Insomnios y duermevelas, de Mario Benedetti. La voz dormida de Dulce Chacón. La tempestad, de Williams Shakespeare o Traición, de Harold Pinter. 
Recuerdo muy bien las palabras de Marlon Brando en Las canciones que mi madre me enseñó
También la primera vez que leí a Roberto Bolaño, fue con 2666.
A veces leo historias sobre reinos imaginarios, sobre brujas, dragones y magia. Mucha magia. Me enamoré de Las nieblas de Avalón, de Marion Zimmer Bradley. Cuatro libros increíbles que cuentan la historia de Arturo y los caballeros de la mesa redonda, siempre narrada desde el punto de vista de los personajes femeninos. Allí me encandilé de las brujas. Me hice cómplice de Morgana. Me pasó en Wicked, de Gregory Maguire. Entender por qué Elphaba se convierte en la Bruja mala del Oeste... Por cierto, decepción en el musical... claro caso de esos en los que "la peli" no es igual de buena que el libro. No así con El diario de Noa, de Nicholas Sparks. Una de mis historias favoritas y que la película está totalmente a la altura del libro. De las pocas novelas que leído. Novela romántica. (Al final va a ser que sí que me gusta la novela, ya verás. Jajajaja)  Mi favorita. ¿Por qué? Siempre lo cuento, porque la historia esta basada en la historia real de los suegros de Sparks. Y yo soy así, romántica empedernida.

Podría seguir y seguir hablando de mis libros, durante horas... Poe, Whitman,Safó, Valle-Inclán, Beckett, Hemingway... Se vienen mil títulos a mi cabeza, títulos que se han quedado en mi.

Del Amor, de Stendhal
Seis personajes en busca de autor, de Pirandello
Matar a un Ruiseñor, de Harper Lee
Carta al padre, de Kafka
Fausto, de Goethe
Luces de bohemia, de Valle-Inclán
Orgullo y prejuicio, de Jane Austen
Los cuentos de Canterbury, de Chaucer
Crimen y Castigo, de Dostoievski
Todo Shakespeare, todo Pinter, todo Tolstoi, todo Poe...
La poesía de Wole Soyinka y de Benedetti, y de tantos...

Es que la verdad... Está claro, papuchón, que la armaste bien el día que me regalaste mi primer libro... No puedo parar.
Gracias. Gracias por regalarme la palabra, la historia, el conocimiento. Gracias por compartir conmigo tus libros y dejarme robarte alguno de la biblioteca de vez en cuando. Gracias por regalarme el placer de la lectura. El placer de la escritura.

¡Feliz Día del Libro/Padre!

Fdo. La Pichiculindrakis ^_^

No hay comentarios:

Publicar un comentario